La Luz del Pardal

Coord. GPS Aprox. 38.79547, -2.22707

El triángulo comprendido entre Casas de Lázaro, San Pedro y Cañada Juncosa
Finca La Quéjola
Carretera Casas de Lázaro-San Pedro s/n
02326-San Pedro
Albacete, España

Luces extrañas: la Luz del Pardal

Historia

Hoy vamos a dirigirnos a plena estepa manchega, a una finca llamada La Quéjola,en la provincia de Albacete, donde un extraño fenómeno se repite, como mínimo, desde comienzos del siglo XX: la luz del Pardal.

Todo comienza en 1959, cuando un agricultor, casualmente, descubre en aquellas tierras un yacimiento arqueológico que contenía unas extrañas y simbólicas esculturas. Entre todas ellas, el hallazgo que llama poderosamente la atención es Una extraña criatura, con un aspecto misterioso que fue bautizada, precisamente por este aspecto,  como “la Bicha de Balazote”.

Bicha de Balazote. Arte Ibérico. Albacete. Luz del Pardal

flickriver.com

Y es tan extraña porque su origen aún reviste un halo de misterio y su aspecto mitológico está, cuanto menos, fuera de lo común. Representa a un hombre, barbado, con grandes ojos y orejas bovinas, astado ( con unos cuernos incipientes), cuerpo de toro en actitud de reposo y un rabo de león.Lo más probable es que esta figura, por sus características, perteneciera a algún tipo templo de carácter religioso pero el motivo exacto por el cual fue cincelado, aún se desconoce.

Aunque no sea tan conocida para el gran público, es una de las figuras más representativas de arte íbero junto con la Dama de Elche y sigue siendo una de las piezas más enigmáticas  de la escultura prehistórica española.

Es a partir del preciso instante en que desentierra este enigmático tesoro cuando comienzan a repetirse por los vecinos los mismos relatos, se empiezan a contar las mismas historias: un misterioso intruso merodeando por la zona.

Pero no un intruso cualquiera: se trataba de una silenciosa y misteriosa bola de luz que rondaba esta finca y los alrededores sin que nadie supiera qué era ni cual era su objetivo.

Esta luminaria que es del tamaño apenas de un puño o un pequeño balón, tiene un color pálido y rojizo y no desprende un gran brillo, porque es como si fuera un fuego a punto de extinguirse), realizaba siempre el mismo recorrido, a las mismas horas, y por los mismos caminos que unen los pueblos de la zona.

Como si, de alguna manera, esa aparición tuviera algo que ver con esas extrañas figuras funerarias que se le habían arrebatado a la tierra. Como si ese descubrimiento hubiera sacado a la luz algo más.

El MISTERIOSO RECORRIDO DE LA LUZ DEL PARDAL

Los vecinos, con el paso del tiempo y generación tras generación, acabaron bautizando a estas enigmáticas luces como “La luz del pardal”. Por sus extrañas características también, ya que no son las intensas luces con movimientos imposibles a las que estamos más acostumbrados a oír hablar con el fenómeno ufológico. Estas eran más débiles, acompañaban o seguían un camino… por eso, los más antiguos de la zona, se refieren a ella como “candil de los muertos” o “linterna del diablo”.

La luz del Pardal. Camino donde ha sido vista

forocoches.com

Decenas de personas han sido testigos de este extraño fenómeno, aunque muchos prefieren guardar silencio al respecto, no atreviéndose a reconocer lo que hubieran visto o presenciado en los campos albaceteños por alguna razón oculta.

Otros, los que se atreven a salir a la luz, relatan encuentros de lo más variado:  Desde vecinos que la han divisado de lejos a aquellos que han visto cómo la extraña luz se subía a sus bicicletas cuando atravesaban los caminos de esta comarca albaceteña.

Los lugares donde con mayor afluencia ha sido vista es sobre Los Navarretes (aldea derruída ya porque los que allí vivían acabaron marchándose y en la que cuando aparecía la luz del Pardal, incluso dentro de las viviendas, se desencadenaban según los vecinos una serie de fenómenos anómalos: comenzaban a moverse los objetos, se escuchaban voces extrañas e incluso gritos ininteligibles).

Pues bien, esta luz también ha sido vista en el propio Pardal que le da nombre, en Los Barbechos y con mayor frecuencia (digamos que serían puntos calientes) en el acceso a la finca La Quéjola y la entrada al pueblo de Casas de Lázaro.  

Al margen de estos lugares clave, el recorrido de La luz del Pardal  parece tener un destino:  su camino siempre nace y muere en las cercanías de los yacimientos funerarios que se localizaron en aquel lugar..

FUEGOS NOCTURNOS EN EL MUNDO

Petroglifo circular de Pazos

unarutacadadia.com

Pero al hablar de extrañas luces que se manifiestan en mitad de la noche, debemos tener en cuenta que no es la única aparición de este tipo de la que se tiene constancia.

La Luz del Pardal, bajo otros nombres, se da en muchísimos lugares del mundo, con historia y costumbres diferentes. Prácticamente en todos los continentes. Este es un fenómeno que acompaña al ser humano, podría decirse, que desde el comienzo de los tiempos.

Como por ejemplo, ciertos petroglifos, que en su trazado sobre la roca hace entre 4000 y 6000 años, (franja de edad en la que se sitúan) podrían estar simbolizando estos misteriosos fuegos nocturnos.

Asi que, al igual que la luz del Pardal, tenemos luces desconocidas que se manifiestan en Noruega por ejemplo, en el Valle de Hessdalen (donde el fenómeno además ha sido ampliamente estudiado), En Escocia, donde la llaman “San Juan y su hijo” ( porque en este caso son dos luces juntas las que se pueden ver).

En la pampa Argentina recibe el nombre de “la luz mala”. En Canarias tenemos la famosa Luz Mafasca. En Irlanda son llamadas “las luces de los druídas“. En Galicia se le llama “las de la noche” cuando se refieren a luces solitarias (y no las de la Santa Compaña, que son luces en grupo).  Y en Alemania, además tienen la leyenda asociada de ser luces que marcan lugares donde hay tesoros enterrados.

Es decir, como veis, la amplia gama de luces extrañas no respeta ningún territorio de la geografía mundial.

LA INTERPRETACIÓN DE LAS LUCES

Según las leyendas asociadas, se les da varias interpretaciones: por un lado señalizan la muerte o la proximidad de ella (por ejemplo en Galicia, si se colocan sobre un camino o casa significa que allí va a morir alguien, por eso el respeto y miedo que causan estas luces) y por otro marcan puntos importantes que de alguna forma están relacionados todos ellos lugares de poder, donde energías magnéticas o de otro tipo marcaban o señalizaban lugares significativos en la antigüedad (como pueden ser las ubicaciones de los dólmenes)  o donde seres mitológicos habían escondido tesoros (como los Mouros en Galicia)

Según las diferentes épocas, estas luces, como la luz del Pardal, pueden haber sido llamadas de diferentes formas: duendes, ovnis, en este caso candil de difuntos… pero tal vez todo sea derivado o forme parte del mismo fenómeno que, según nuestra visión del mundo o nuestros conocimientos en el momento de ver estas luminarias, lo asociemos a una u otra cosa.

LAS POSIBLES EXPLICACIONES DE LAS LUCES

Posible explicación luz del Pardal: rayo en bola

3djuegos.com

Podríamos analizar esa misteriosa luz que aparece en tantos sitios y tratar de darle un sentido. Tal vez la Luz del Pardal pudiera explicarse científicamente:

Existen teorías como los rayos en bola, el fuego de San Telmo (que veían los marineros en lo alto de los mástiles de sus barcos en alta mar y que no era otra cosa que acumulación de iones cargados de electricidad que, dada la forma de los mástiles, actuaban como pararrayos en mitad de una tormenta)

También existe la teoría del espectro de broken” que podría explicar testimonios a lo largo de la historia relacionados con las luminarias que se dan en tantos lugares. Pero no explicaría muchísimos otros aspectos y características que se le atribuyen a luces como la Luz del Pardal

O bueno, tal vez se deba a percepciones erróneas del planeta Venus que, en la lejanía, hubieran confundido a los vecinos de la zona ¿Verdad?. Sin embargo, estas gentes acostumbradas al campo, hasta el momento del descubrimiento de los yacimientos íberos de la finca La Quéjola y esa extrañas y misteriosas esculturas, no habían tenido problemas para diferenciar estos fenómenos.

Probablemente haya algo más que no tiene explicación aún en relación a la extraña Luz del Pardal.

Y es que las luces de este tipo, como la luz del Pardal, según la antropología se presentan en lugares muy concretos: lugares que son de tránsito, como entre un mundo y otro: como puede ser un río (ya encontramos en las antiguas culturas cómo se vinculaba al río con el paso al más alla), puede ser lo alto de un risco (que rompería, crearía una brecha entre  el cielo y la tierra) o por ejemplo, una encrucijada de caminos (que era donde se enterraba a los suicidas y donde se hacían todo tipo de rituales conectados con el paso a otro mundo)

Incluso las horas a las que aparecen las luces como La luz Del Pardal, suelen ser también horas frontera, entre la noche y el día (como otro momento de tránsito)

TESTIMONIOS DE LA LUZ DEL PARDAL

La luz del Pardal: Finca la Quéjola, Albacete

40rutas.blogspot.com.e

Al margen de los relatos de los vecinos del pueblo, también las fuerzas de seguridad han sido testigos de estas luces en la noche: En la entrada a la finca La Quéjola, por ejemplo,  en marzo de 1982, una patrulla de la guardia civil se encontró con lo desconocido.

Los guardias civiles Eugenio Alarcón y  José Olmo Guillén, durante su ronda habitual vigilando la seguridad en la zona, se encontraron con esta bola de luz, la luz del Pardal (que resplandecía a unos 50 cm de altura sobre el terreno) y que a priori, sin ser conscientes de lo que sucedía, confundieron con un cazador furtivo.

Pero se fijaron, se dieron cuenta de que, por donde circulaba la luz, no era terreno practicable. Tomaba una dirección imposible (si fuera una persona la que portara aquella luz). Y tampoco encontraron al supuesto cazador puesto que la luz acabó desapareciendo.

Meses más tarde, otro guardia civil, en plena ronda nocturna, experimentó de nuevo algo parecido: la luz se situó junto al lateral del vehículo policial pero tampoco en esta ocasión pudieron descubrir su procedencia.

Así que no son pocos los que, en los últimos años, han sido testigos mudos de este extraño fenómeno. Quizá si lo visitáis, no sea tan descabellado que podáis toparos con una misteriosa bola de luz que, rojiza, se desliza en la noche manchega sin que nadie haya descubierto aún su misterio.

Enigmaps


SIGUE LEYENDO EN LA FUENTE ORIGINAL


La Luz del Pardal

El triángulo comprendido entre Casas de Lázaro, San Pedro y Cañada Juncosa
Finca La Quéjola
Carretera Casas de Lázaro-San Pedro s/n
02326-San Pedro
Albacete, España

Localización Aprox.: 38.79547, -2.22707

•  


Fotografías

Otros misterios cercanos