Fantasmas del Palau
  Palau de la Generalitat Valenciana
Coord. GPS 39.47661, -0.37637

Carrer dels Cavallers, 2,
46001 Valencia
España

Los fantasmas del Palau de la Generalitat Valenciana

Historia

“El fantasma del Palau. Las cámaras de seguridad exteriores del edificio Palacio de la Generalitat graban unos extraños haces de luz de madrugada, cuya procedencia se desconoce”.

Así es como se hacía eco la prensa oficial de 2006 ( Las Provincias-Javier Martínez) de unos hechos que pusieron patas arriba el que antiguamente fuera la Consejería de Sanidad  y que hoy es Palau de la Generalitat de Valencia.

Ya en 1990 se dieron los primeros fenómenos paranormales en el edificio. Por sus largos pasillos era muchos testigos, vigilantes y trabajadores, que  decían haber visto la aparición de una mujer parturienta que buscaba a su bebé.

La visión de este supuesto fantasma nunca se pudo demostrar, aunque el parapsicólogo Jesús Genaro realizó una ardua investigación en los pasillos y salas de la  clínica de maternidad La Cigüeña, antigua sede de la Consejería de Bienestar Social. Las grabaciones de vídeo, los aparatos de rayos infrarrojos para captar psicoimágenes, los detectores de aire y movimiento y las psicofonías dieron un resultado negativo.

Sin embargo, 16 años más tarde, las manifestaciones volvieron a cobrar vida. Ocurría en Junio de 2006, cuando el edificio , habiéndose convertido ya en Palau de la Generalitat de Valencia y teniendo carácter oficial, hacía que los fenómenos despertaran aún más expectación si cabe.

Pero en esta ocasión, el supuesto espectro sí que se pudo grabar. El moderno sistema de seguridad del edificio de la calle Caballeros, con circuito cerrado de televisión incluido, posibilitó el registro, almacenamiento y posterior reproducción de la imagen.

LAS PRIMERAS APARICIONES DEL PALAU

Como todas las noches, el vigilante se encontraba atento a varios monitores. Desde su silla controlaba los accesos y las fachadas del antiguo palacio.

Todas las imágenes que captan las cámaras del edificio se reproducen en varios monitores en tiempo real, lo que facilita enormemente el trabajo de vigilancia y reduce el número de vigilantes jurados y policías autonómicos destinados en el servicio de seguridad del Palau de la Generalitat.

Pasaban las horas y la madrugaba parecía tranquila. Era una noche más de rutina del pasado mes de junio. De repente, en el exterior del edificio, en la segunda ventana inferior que da a la calle Caballeros, se presentaron unos extraños haces de luz, que dibujaron nítidamente una imagen redonda, una bola o nebulosa de luz, de color verdoso o amarillento que se movía sin rumbo y que las pantallas de seguridad registraban sin tapujos. (Duraron tan sólo unos segundos y en posteriores análisis más minuciosos, incluso parecía formarse una especie de cara dentro de la masa brumosa de luz.)

Sin perder tiempo, un vigilante y un policía acudieron con una linterna al lugar donde se había detectado la anomalía. Fueron momentos de cierta confusión porque no sabían lo que se iban a encontrar. Segundos después, los dos hombres llegaron al exterior que mostraban los monitores y descubrieron que allí no había otra presencia humana que la suya. Las extrañas luces ya no se veían y no había ningún rastro del supuesto espectro.

Para quedarse más tranquilos, guardia de seguridad y agente de Policía inspeccionaron juntos el interior del palacio en la parte correspondiente a esa fachada, pero tampoco descubrieron el origen de las luces.

Pero entonces, ¿qué es lo que había visto su compañero en el monitor? ¿Quizá fue un efecto óptico engañoso? Nadie encontró respuestas lógicas a estas preguntas y olvidaron el incidente con el paso de los días, aunque los hechos fueron muy comentados entre el personal del Palau.

NUEVAS APARICIONES

Pero apenas 8 días después, cuando Valencia se preparaba para la visita del Papa, las extrañas luces del edificio volvieron a aparecer de madrugada, en esta ocasión en el interior mismo de la Generalitat, en la parte interna de los jardines del Palau.

En esta ocasión, la imagen también fue grabada por una cámara de seguridad externa y el personal de seguridad comenzó a darle más importancia al suceso que la vez anterior. Fue entonces cuando se realizó una copia de las imágenes para mostrárselas a los responsables de la seguridad del palacio y al presidente de la Generalitat, en aquel entonces Francisco Camps.

Las grabaciones que se pudieron obtener no fueron accesibles nada más que para los cuerpos de seguridad, miembros del organismo oficial y altos cargos del mismo. Por ejemplo, entre las personalidades que accedieron a lo reflejado por las cámaras, se cuenta el Exdirector General de la Policía, Juan Gabriel Cotino, que era el Conseller de Agricultura en el momento de la captación de las extrañas luces y que fue precisamente uno de los personajes que, dado el clima del momento por la visita del Papa, recomendó que el tema fuera silenciado.

De forma oficial, el Palau de la Generalitat de Valencia confirma varias cosas:

  • que las grabaciones sí que se realizaron y que fueron reales (cosa que durante mucho tiempo desmintieron),

  • que “probablemente” fueran algún tipo de insecto, lo cual no cuadra con los testimonios extraoficiales de policías y vigilantes que pudieron tener acceso a las filmaciones

  • que las imágenes fueron inmediatamente destruídas ,lo que debería ponerse en duda, sabiendo que existió una copia de la grabaciones, la expectación que levantó el fenómeno y del que abiertamiente reconocieron no saber el orígen y que por tanto constituía un fallo de seguridad.

También resulta inconcebible que, si desde el Palau no se diera crédito a estas filmaciones, no se hubiese entregado una copia en su día a algún especialista en imagen y así desmentido los rumores.

La opacidad y el velo de silencio cubierto sobre este caso, no permitiendo tampoco acceder a equipos de investigación paranormal a realizar las pesquisas pertinentes hacen que los Fantasmas del Palau sigan siendo un misterio del que, quien sabe, algún día descubramos su orígen. O hasta que una cámara vuelva a dar la voz de alarma…

Enigmaps


SIGUE LEYENDO EN LA FUENTE ORIGINAL

SIGUE LEYENDO EN LA OTRA FUENTE ORIGINAL


Palau de la Generalitat Valenciana

Carrer dels Cavallers, 2,
46001 Valencia
España

Localización : 39.47661, -0.37637

•   Web oficial  •  


Tours

Fotografías

Dónde dormir



Booking.com

Otros misterios cercanos